Subscribite a nuestro newslatter

Presupuesto 2019: Más retrocesos que avances para los derechos de las mujeres

Aunque el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo para el año entrante presenta mejores en relación principalmente a la transparencia, los derechos de mujeres, lesbianas, travestis y trans se ven vulnerados como consecuencia de la política de ajuste que implica recortes en programas y áreas claves para ellas.

(Buenos Aires, 28 de septiembre de 2018) – El Poder Ejecutivo Nacional presentó hace unos días atrás el Proyecto de Presupuesto 2019. Como en años anteriores, desde ELA llevamos adelante un análisis de la propuesta desde una perspectiva de género y feminista. El documento elaborado identifica los principales avances y retrocesos en términos de transparencia, asignación presupuestaria y cumplimiento con los compromisos asumidos, con un énfasis especial en aquellos programas que tienen un componente explícito de reducción de brechas entre mujeres y varones.

El proyecto de presupuesto para 2019 presentado por el Poder Ejecutivo Nacional muestra avances en la implementación transversal de la perspectiva de género a partir de la identificación de políticas de género por programa y categoría, a través de la incorporación la etiqueta de Presupuesto con Perspectiva de Género (PPG). “Esta herramienta permite identificar de manera sencilla la contribución que realizan diferentes dependencias estatales y programas a la reducción de las brechas de género y la no discriminación contra las mujeres, aportando a la transparencia presupuestaria que facilita también su seguimiento”, explica Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA. Si bien el documento señala que todavía es necesario seguir avanzando en una mayor desagregación de los datos, la etiqueta permite identificar rápidamente las partidas asignadas a programas y políticas tales como el Plan Nacional de Acción para la Prevención Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres (PNA); Prevención del Embarazo Adolescente; el Registro de Casos de Violencia contra las Mujeres y el Programa Fortalecimiento de Educación Sexual Integral.

En este sentido una buena noticia es la partida asignada al programa de Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable que pasó de $245.506.635 a $560.344.785 en 2019, lo que constituye en términos reales un aumento del 69%, así como al programa de Fortalecimiento de Educación Sexual Integral (ESI), que pasó de $21.852.645 a $102.906.633. Esto sin duda es producto de la marea verde que a pesar de no lograr el derecho al aborto legal visibilizó la importancia de que se cumpla la ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas del país y las políticas vinculadas con los derechos sexuales y reproductivos. Sin duda será una de las partidas cuya ejecución será monitoreada con particular interés desde la sociedad civil y el movimiento feminista.

Sin embargo, el proyecto de presupuesto también demuestra que el ajuste va a tener un impacto en los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes, ya que los datos más preocupantes son las reducciones presupuestarias para el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), algunos programas claves para la prevención, atención y erradicación de las violencias contra las mujeres y algunos programas vinculados con la erradicación de las desigualdades de género que se llevan adelante desde otros organismos.

  • Al INAM se le adjudicará para el 2019 un total de $234.394.881. Si bien esto representa un 11% de aumento en términos nominales, teniendo en cuenta el promedio de inflación empleado por el propio Poder Ejecutivo en la elaboración del presupuesto (34,8%), esto implica una caída del 18% en términos reales en relación al año anterior.
  • El proyecto de presupuesto 2019 prevé $32.099.395 para la implementación del PNA. Esto implica una reducción en términos nominales del 36%, mientras que en términos reales implica una pérdida del 55%.
  • Las Líneas 137 y 0800-222-1717 a cargo del Ministerio de Justicia de la Nación contarán en el 2019 con $301.790.243 pesos. En términos nominales es apenas un 2% de aumento, mientras que en términos reales implica una pérdida de 24%.
  • En 2019 el Programa Hacemos Futuro Juntas (anteriormente Ellas Hacen) tendrá $3.658.695.500 pesos. En términos nominales representa una pérdida de un 24% mientras que en términos reales implica una pérdida del 44%.

Dado que los derechos humanos son interdependientes, la evolución de los derechos de las mujeres no puede evaluarse de manera abstracta sino que es preciso contextualizar el análisis. En este sentido, es importante evaluar el impacto en los derechos de las mujeres de las políticas de ajuste fiscal. “Los recortes de servicios públicos y los gastos del endeudamiento afectan la prestación de servicios de salud, educación y cuidado, que en última instancia sobrecargan a las mujeres”, afirmó Lucía Martelotte, directora ejecutiva adjunta de ELA. En este sentido, otro dato preocupante que se desprende del presupuesto es el hecho de que los gastos destinados a pagar deudas del Estado equivale a la suma de las partidas asignadas para 2019 a 5 Ministerios: Justicia y Derechos Humanos; Producción y Trabajo; Defensa; Seguridad, y el de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. “Globalmente el presupuesto destinado al pago de deuda viene aumentando en desmedro de políticas públicas de impacto social como aquellas destinadas a garantizar los derechos de las mujeres”, explicó Victoria Gallo, del área de Políticas de ELA.

Por otro lado, llama la atención la ausencia de los hogares de protección integral (HPI) entre los objetivos institucionales del presupuesto, aunque en 2018 se les destinó la mayor parte de la partida destinada al PNA. Sin embargo, no hay información en el proyecto presentado en relación a los avances de las metas de construcción en el 2018 y las que deberán alcanzarse en el 2019.

Por último, el documento revela los escasos recursos destinados al empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres. Es el caso de la Secretaría de Trabajo (antes Ministerio) que destina poco más de un millón de pesos al programa Impulso a Políticas Preventivas, Sistematicas, Sensibles al Género, Integradas y No Discriminatorias que tiene entre sus objetivos “entender en la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres en el acceso al empleo y en el trabajo, así como la protección de la maternidad”. En el mismo sentido es preocupante la reducción real  de un 44% del programa Hacemos Futuro Juntas (que representa la continuación del Ellas Hacen).

Como hemos dicho en otras oportunidades, el presupuesto es lo que revela el compromiso del Estado con las políticas públicas que garantizan derechos. Los contextos de austeridad fiscal de por si vulneran más a las mujeres, por eso no alcanza con etiquetar partidas aunque sumen a la transparencia. Los derechos no pueden ser garantizados ni las desigualdades transformadas sin presupuestos acordes.

 

Imagen: Freepik. Foto de negocios creado por yanalya 

Enlaces:

 

El documento completo de análisis del presupuesto 2019 se puede descargar aquí:

 
Ampliar

Volver