Subscribite a nuestro newslatter

ELA festejó 15 años de trabajo y feminismo
En una alegre y emotiva jornada, celebramos los 15 años de nuestra organización en el Museo Evita, en homenaje a quien fuera una de nuestras fundadoras y presidenta, Haydée Birgin. Compartimos el discurso de Natalia Gherardi, directora ejecutiva, donde repasa nuestro trabajo en este tiempo.

 


Foto: Matías Casal

 

(Buenos Aires, 13 de diciembre de 2018) - El 2018 fue un año muy especial en Argentina en materia de derechos de las mujeres y el impulso de la agenda feminista. En mayo, nuestra organización cumplió 15 años y por eso decidimos realizar un festejo junto a personas de los más diversos ámbitos que nos han acompañado de diferentes maneras a lo largo de estos años de trabajo.

El festejo tuvo lugar en el Museo Evita, para rendirle homenaje también a quien fuera hasta su muerte nuestra presidenta, Haydée Birgin, también fundadora de la organización.

 

Reproducimos a continuación el discurso que leyó Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA, donde repasa el trabajo realizado en estos primeros 15 años.

 

“Gracias por acompañarnos en esta celebración de los 15 años desde la creación de ELA

Fundamos ELA en el año 2003 con la convicción de que era importante trabajar, desde una perspectiva de género y derechos humanos, en la documentación de las violaciones de derechos de las mujeres y la identificación de respuestas frente a los problemas de acceso a la justicia -esa distancia entre el derecho en los libros y el derecho en acción-, en las experiencias y la vida concreta de las personas, en sus diversas circunstancias sociales y personales.

En estos 15 años hemos crecido, nos hemos enriquecido, hemos construido alianzas, hemos enfrentado desafíos. Pero sobre todo, creo que nos hemos consolidado como una organización integrada por feministas de distintas generaciones, con distintas trayectorias pero la misma convicción: trabajar por una sociedad más justa y equitativa.

 

Quiero recorrer brevemente con ustedes 15 temas significativos en los que creemos que ELA ha contribuido en estos años de trabajo:

 

  1. El acceso a la justicia como un tema central de la agenda de derechos humanos. Por esos años las investigaciones empíricas y las discusiones teóricas sobre el acceso a la justicia comenzaron a consolidarse en Argentina y en la región. Hoy ya se hace ineludible pensar en la operatividad de los derechos, en las estrategias y las políticas públicas indispensables para que los derechos sean mucho más que promesas en papel.

 

  1. Uno de los primeros esfuerzos colectivos que llevamos adelante las socias de ELA fue la elaboración del Informe sobre Género y Derechos Humanos, al que siguieren otros, reuniendo la documentación de los problemas en la implementación de las leyes, la situación de los derechos de las mujeres en las esferas de la política, la salud, la educación, las familias, las interseccionalidades.

 

  1. Estos informes fueron documentos fundantes para la elaboración de los primeros Informes Sombra en los que trabajamos desde ELA, inicialmente en una articulación pequeña con algunas organizaciones que se fue ampliando a lo largo de los años hasta integrar coaliciones fundamentales para la incidencia internacional y regional.

 

  1. ELA se creó con una agenda que se propuso pensar a la Argentina en el marco de la región. Por eso, desde los primeros años nos integramos a la Articulación Regional Feminista por los Derechos Humanos y la Justicia de Género, un consorcio de organizaciones con las que trabajamos en una agenda compartida, centrada en la justicia y la perspectiva de género. Hoy nos acompaña Mónica Novillo, de la Coordinadora de la Mujer de Bolivia.

 

  1. Junto a la Articulación Regional Feminista ELA trabajó desde sus inicios con una mirada en el Poder Judicial, y en particular en el fortalecimiento de redes de colaboración y formación de mujeres juezas. Las Reuniones con Juezas celebradas en Colombia, Perú, Argentina y Bolivia fueron pioneras en el trabajo de sensibilización y formación que todavía sigue y mantiene toda su vigencia.

 

  1. En los primeros años del siglo XXI ya estaban de moda los Observatorios. Siempre pensamos que los Estados no deben observar, deben ser protagonistas y responsables de la ejecución de las políticas públicas. Por eso, desde la sociedad civil con nuestras colegas de la Articulación Regional Feminista creamos dos Observatorios: para el monitoreo de sentencias y de los medios de comunicación. Desde allí trabajamos en un esfuerzo también novedoso para esa época: poner el foco en el discurso de la justicia a través de sus sentencias, y en los mensajes que producen y reproducen los medios de comunicación en particular sobre las violencias contra las mujeres.

 

  1. Este fue un trabajo que pronto se complementó con el monitoreo de las campañas electorales, y el cumplimiento de las normas de cupo que buscan garantizar el lugar de las mujeres en las listas. En las próximas elecciones, será para monitorear el cumplimiento de la paridad.

 

  1. Pensar en los derechos de las mujeres y las políticas de igualdad requiere pensar en la calidad de la democracia. En los años en que Argentina todavía lideraba los ránkings por la presencia de mujeres en el Poder Legislativo y la presencia de una mujer en el Poder Ejecutivo, nos dimos el desafío de mirar los liderazgos sociales y políticos desde una concepción más amplia y creamos el proyecto Lidera. Desde allí hicimos un trabajo interesante al documentar el Sexo y Poder: quién manda en Argentina, para comprobar que las mujeres estábamos solo en el 15% de los puestos de máxima decisión de la vida social, política y económica.

 

  1. Avanzamos entonces en campañas para promover la participación de las mujeres en espacios de poder, en alianza con Amnistía Internacional Argentina. Con #MujeresALaCorte impulsamos no solo a las mujeres sino también una agenda de género en la integración de la Corte Suprema de Justicia. Y llevamos adelante #MujeresALaPolitica para promover la paridad en las elecciones del Congreso Nacional.

 

  1. Para que haya más mujeres en espacios de poder, es indispensable poner el cuidado en la agenda y visibilizar cómo se construye la trama oculta de la organización social del cuidado. Allí avanzamos con trabajo legislativo; suelta de niñas y niños y más recientemente la campaña #MásLicenciaXPaternidad, desarrollada junto a la agencia HOY Buenos Aires.

 

  1. Siguiendo con nuestros primeros trabajos, continuamos apostando a la evidencia empírica, los estudios de diagnóstico y producción de estadísticas. Para contribuir a saldar la falta de estadísticas oficiales impulsamos la primera encuesta de violencia en la Ciudad.

 

  1. Con el surgimiento del movimiento Ni Una Menos, que nos llenó de emoción y esperanza, contribuimos a visibilizar otros tipos de violencia, como la violencia política e involucrar otros actores (por ejemplo, a las empresas) y las experiencias de las nuevas generaciones en escuelas y universidades.

 

  1. Desde siempre, el trabajo federal con aliadas de la sociedad civil, academia, en barrios, con familias, con gobiernos locales, es una estrategia que promovemos. Así hemos trabajo en distintas localidades de Jujuy, Chaco y Mendoza, entre otras provincias.

 

  1. En los últimos años, trabajamos en un análisis del presupuesto con enfoque feminista porque estamos convencidas de que el compromiso del Estado se comprueba con presupuestos acordes para llevar a cabo las políticas públicas necesarias.

 

  1. Finalmente, este año nos sumamos con toda nuestra energía y pasión junto a nuestras compañeras y amigas del CEDES y REDAAS a la campaña por la aprobación en el Congreso del proyecto que busca garantizar el aborto Legal, Seguro y Gratuito. Y en eso seguiremos hasta que sea ley.

 

 

El trabajo que llevamos adelante desde ELA y que ustedes conocen, es el que se construye y se alimenta con el trabajo de un equipo integrado por un grupo maravilloso de personas: Lucía Martelotte, Victoria Gallo, Paula Rey, Nadia Ferrari, Maia Krichevsky, Zoe Verón, Aileen Allen, Maite Karstanje, Joselyn Díaz Ruiz y Ximena Cardoso Ramírez. A ellas, mi principal agradecimiento.

Llevamos a nuestra amiga y mentora, Haydée Birgin, siempre en nuestros corazones y hoy también nos inspira, como siempre, con sus sombreros.

También a cada una de las personas que están acá, a quienes no han podido acompañarnos pero nos mandaron su saludo y sus cariños, a quienes han apoyado el trabajo de ELA a lo largo de estos años, muchas gracias”.

 

El álbum de fotos del festejo está disponibles en nuestros perfiles de Facebook e Instagram.


Volver