Subscribite a nuestro newslatter

#MiráCómoNosPonemos en la prensa gráfica
Ante un hecho que fue presentado como el #MeToo Argentino, pero que se inscribe en la larga historia del movimiento feminista, que tiene como claros antecedentes el Ni Una Menos surgido en 2015 y la marea verde que impulsó el debate sobre el derecho al aborto legal durante este 2018, nos pareció necesario destacar qué diferenció la cobertura inicial en la prensa gráfica de la denuncia de Fardín respecto de otros casos de violencia machista.

(Buenos Aires, 17 de diciembre de 2018) - El pasado martes 11 el colectivo de Actrices Argentinas organizó una conferencia de prensa para hacer pública la denuncia de Thelma Fardín, quien fuera abusada sexualmente por el actor Juan Darthés en Nicaragua, durante una gira del programa Patito Feo que ambos protagonizaban cuando ella tenía 16 años y él, 45.

Desde hace un tiempo que desde ELA decimos que la violencia contra las mujeres tiene prensa, porque los medios suelen dedicarle bastante espacio y minutos a este tema (aunque no así a otros vinculados también con nuestros derechos). Ante un hecho que fue presentado como el #MeToo Argentino (en referencia al movimiento que en Hollywood encabezaron varias actrices para denunciar la violencia machista de la industria), pero que se inscribe en la larga historia del movimiento feminista, que tiene como claros antecedentes el Ni Una Menos surgido en 2015, así como la marea verde que impulsó el debate sobre el derecho al aborto legal, seguro y gratuito en todos los espacios durante este 2018, nos pareció necesario destacar qué diferenció la cobertura inicial en la prensa gráfica de la denuncia de Fardín respecto de otros casos de violencia machista. Monitoreamos las piezas publicadas en los diarios Clarín, Crónica, El Cronista, La Nación y Página12 entre el 11 y el 16 de diciembre de 2018.

 

 

El miércoles 12 de diciembre, la noticia fue nota de tapa en los cuatro principales diarios monitoreados Clarín, Crónica, La Nación y Página12 y lo continúo siendo en la mayoría de los casos en los días sucesivos. Fue también nota de tapa de la edición del 14 de diciembre del suplemento Las12, que publicó una extensa entrevista a Fardín realizada por Luciana Peker, que la acompañó durante el proceso. En el informe La violencia tiene prensa las piezas ubicadas en tapa representaban el 5% del total a nivel regional.

Mientras que entre las páginas de El Cronista se publicó en forma de breve, Clarín, La Nación y Página12 le dedicaron lo que en el Observatorio Las Mujeres en los Medios clasificábamos como Informes Especiales: una nota central junto a dos o más piezas secundarias. Ese espacio extra fue utilizado principalmente para informar sobre otras denuncias contra el actor o cómo debiera seguir el caso en la justicia nicaragüense. También hubo algunas piezas recordando el #MeToo, contextualizando esta denuncia en la industria del espectáculo en Argentina e incluso, recogiendo testimonios de diversas personas que hicieron público su apoyo a Fardín o quienes se arrepintieron de haber defendido a Darthés con anterioridad, cuando Calu Rivero relató su propia experiencia.

El tema fue también motivo de diversas notas de opinión e incluso alguna editorial (como en Clarín), un género y secciones donde no suele abordarse este problema con demasiada frecuencia y que por lo general son de autoría masculina. En esta ocasión, la mayoría de las opiniones estaban firmadas por mujeres como Mariana Carbajal, Belén López Peiró o Laura Di Marco, por mencionar algunas. Además, hubo piezas que refirieron a los casos específicos de violencia política contra las mujeres que comenzaron también a surgir en esos días. 

Señalamos en otras ocasiones que las víctimas no suelen protagonizar las notas ni las mujeres suelen ser consultadas como fuentes (por ejemplo, en el informe Adolescentes Mediatizadas, el 43% de las notas monitoreadas las mujeres fueron la figura central y solo el 14% de las fuentes consultadas que especificaban el género de la misma). Esto también cambió durante el seguimiento del tema en los medios gráficos. A partir de la denuncia de Fardín y los relatos de mujeres de todas las edades que se multiplicaron en las redes sociales, los diarios difundieron entrevistas a la propia Fardín, pero también a otras mujeres: desde las otras denunciantes de Darthés como Calu Rivero; la impulsora del #MeToo Tarana Burke; Wendy Flores y Sabrina Cartabia, las abogadas que acompañan a Fardín en Nicaragua y Argentina respectivamente; la antropóloga Rita Segato; hasta incluso por personajes públicos como la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.

El periodismo es también servicio y en los casos puntuales de noticias relacionadas con casos de violencia machista, incluir información que pueda ser de utilidad para otras mujeres que estén en situación de violencia o para las personas de su entorno es una recomendación habitual de las personas o instituciones que buscan promover un periodismo con perspectiva de género, como por ejemplo la Red PAR . Principalmente se vio en la televisión, aunque también en algunas notas de diarios se aprovechó la ocasión para mencionar la existencia de la Línea 144, de asistencia para mujeres víctimas de violencia de género que funciona a nivel nacional. Los llamados a dicha línea, dependiente del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) se dispararon en los días sucesivos a la conferencia de prensa de Actrices Argentinas. Además, el gobierno levantó una campaña contra la violencia de género de 2016 protagonizada por Darthés, entre otros actores y actrices.

En una carta pública, reproducida por Página12 , donde agradecía el apoyo recibido, Fardín dijo: “Ojalá te ayude si te está pasando algo parecido. Ojalá te haga preguntarte si alguna vez te dijeron ´no´ pero insististe. Ojalá no le pase a nadie más”. Es probable que, como afirmaron las actrices en el cierre del comunicado que leyeron durante la conferencia, esto recién empiece. Las mujeres en Argentina no queremos callar más violencias.


Volver