Subscribite a nuestro newslatter

Responsabilidad del Estado frente a casos de violencia machista
El Máximo Tribunal de la Provincia de Buenos Aires declaró procedente una demanda contra el Estado por su accionar deficiente a la hora de dar respuestas a una mujer víctima de violencias y a sus hijas/os

(Buenos Aires, 28 de diciembre de 2018).- El pasado 28 de noviembre, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires decidió en la causa "G. M. A. contra Poder Ejecutivo s/ pretensión indemnizatoria. Recurso Extraordinario de Inaplicabilidad de Ley".

En el caso una mujer víctima de innumerables violencias por parte de su ex pareja perdió a su hija y a su hijo en manos del agresor, habiendo denunciado las situaciones de violencia con anterioridad en diversas oportunidades. Luego de los homicidios, el agresor fue condenado. La mujer demandó al Estado por la falta de debida diligencia a la hora de dar respuesta a estas denuncias.

En su fallo, la Suprema Corte sostuvo que una “debida evaluación de la situación podría haber razonablemente evitado lo sucedido (…) El dictado de una medida de restricción de acercamiento, impedimento de contacto, cese de actos de perturbación, realización de evaluación y/o tratamiento psicoterapéutico o psiquiátrico, son algunas de las diligencias que pudieron adoptarse y que fueron soslayadas”. Asimismo, señaló que el actuar del Estado resultó deficiente y que “esas deficiencias cobran gran entidad en el contexto general de violencia familiar en que se encontraban sumergidos (…) Los hechos oportunamente denunciados debieron ser debidamente investigados, evaluados: evidenciaban una situación de riesgo, una peligrosidad ostensible”.

La Corte provincial remarcó que “los órganos del Estado incurrieron en una falta de servicio” y que hubo dilación en la toma de medidas desconociendo que “el escenario de violencia creciente imponía la necesidad de tratamiento urgente”.

A modo de conclusión, señaló que “existe un grado razonable de certeza en cuanto a la posibilidad que tuvo el Estado de evitar la muerte de los hijos de la actora, quienes vivían en un difícil entorno, ya que su madre fue crónica y gravemente maltratada por su esposo, tal como tuvo por acreditado el tribunal criminal”.

Cabe destacar el voto del Juez Lázzari quién resaltó que “se constatan prejuicios por parte de las autoridades encargadas de otorgar protección al manifestarse la incapacidad de apreciar la gravedad del riesgo de la situación a la que se enfrentaban la mujer y sus hijos menores de edad”.

 

A continuación la sentencia para descargar: 

Ampliar

Volver