Subscribite a nuestro newslatter

 

Página 12 - Suplemento Las 12 - 01/10/2010 

 

 

Sobreinformación mediática, pero vaciada de contenido

 

Por Luciana Peker

“La violencia contra las mujeres ocupa un lugar en los medios gráficos de Argentina. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de un grupo de periodistas, la gran mayoría de los medios registra las noticias de violencia de género en las secciones de policiales o en breves, sin incluir mayor grado de análisis que la cobertura del hecho noticioso. Además, llama la atención la ausencia del tema en las secciones editoriales. Los resultados permiten inferir que la violencia contra las mujeres no ha logrado todavía instalarse en la agenda de los medios como un problema relevante al cual el Estado deba dar respuestas a través de políticas públicas concretas. Además, en el 98 por ciento de las notas sobre violencia de género no se hace ninguna referencia a violación de los derechos humanos”, explica Mariana Morelli, responsable de comunicación del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA).

En el informe “Las mujeres en los medios”, del Observatorio de Medios de ELA (análisis de las noticias sobre violencia contra las mujeres publicadas en medios gráficos de Argentina durante el primer semestre del 2010) queda claro que no faltan noticias, sino contenidos. En sólo seis meses se publicaron 1389 noticias vinculadas a la violencia contra las mujeres –en 15 medios monitoreados–, desde el 1º de enero al 31 de junio del 2010. La violencia no es tabú, no es censurada, ni invisibilizada. Sufre el mayor de los virus periodísticos actuales: la sobreinformación vaciada de formación.

En el monitoreo de ELA se comprobó que los medios nacionales minimizan el maltrato y lo naturalizan. Los diarios y agencias informaron –por mes– 231 casos de violencia machista (sin nombrarla con todas las letras). En siete de cada diez coberturas se lo presentó como una noticia pura, sin análisis ni voces de opinión, crítica o propuestas.

De hecho, apenas en el 4 por ciento de las muertes o lesiones se opinó sobre estas situaciones.

Los medios gráficos evaluados por ELA, durante los primeros seis meses del 2010, no exploraron sobre el fenómeno de la violencia de género. Ni preguntaron a quienes tienen experiencia en tratamientos, prevención, causas y soluciones o salidas para esta problemática. Sólo en el 3 por ciento de las 1389 noticias se realizaron entrevistas.

En la disposición periodística concreta, en el 55 por ciento de las coberturas, a las noticias se las aborda en la sección de policiales (sin tomarlas como noticias políticas o sociales) y en el marco de una concepción baja en contenidos y análisis. Como si se tratara de disparos imposibles de frenar y no de raíces culturales factibles de modificar.

Por otra parte, siempre son más tomadas las noticias más impactantes o claramente morbosas o amarillas, ya que el 47 por ciento de las publicaciones se refieren a violencia sexual por su impacto en la opinión pública, pero sin profundizar sobre posibles medidas de prevención. El reflejo de este informe (que revisó 15 medios argentinos, tanto nacionales como regionales) se encontró con un periodismo que busca ranking de lectores/as, pero no cumplir con un rol social para evitar muertes, lesiones, violaciones o angustias.

¿Qué pedirles a los diarios? “La incorporación de la perspectiva de género en los medios de comunicación en general, y en la prensa escrita en particular, significa que el periodismo debe dar una imagen justa y no estereotipada sobre los roles que desempeñan las mujeres y varones en la sociedad, utilizando un lenguaje neutro y no sexista”, define Morelli. Pero no es lo único. Ella apunta: “No obstante, eliminar los mensajes discriminatorios, que aún existen en los medios, es sólo el punto de partida desde el cual avanzar para combatir y erradicar la violencia contra las mujeres en nuestra sociedad. La perspectiva de género –en tanto enfoque transversal para el análisis de las noticias diarias– es, todavía, un desafío al que se enfrenta el periodismo de nuestro país”.

Más información: www.observatorioregionaldemedios.org / www.ela.org.ar
 

 

 
 

 


Volver