Subscribite a nuestro newslatter

Hacia el tercer paro internacional de mujeres

Desde ELA adherimos a la movilización y al paro de mujeres, lesbianas, travestis y trans porque queremos vivir en una sociedad en la que podamos ejercer nuestros derechos en plena libertad. Para eso trabajamos, por eso paramos.

(Buenos Aires, 1 de marzo de 2019) – Al calor de las asambleas semanales, declaradas antipatriarcales y antibiologicistas, se está poniendo en marcha en Argentina el tercer Paro Internacional de Mujeres para el próximo 8 de marzo. En una fecha reivindicativa para el movimiento feminista, mujeres, lesbianas, travestis y trans vamos a tomar las calles y exigir el respeto de nuestros derechos.

Los motivos por los que paramos:

En Argentina la violencia machista no se detiene. De acuerdo con los datos oficiales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación durante 2017 hubo 251 femicidios, sin que las políticas públicas y las respuestas del Poder Judicial pudieran llegar a efectivizar su obligación de prevención. Los datos del Observatorio Ahora que sí nos ven revelan que en lo que va de 2019 hubo un femicidio cada 28 horas. Organizaciones de diversidad sexual, travesti y trans aseguran que en el 2018 se contabilizaron 79 travesticidios y transfemicidios y en lo que va del 2019 ya se produjeron 14.Como respuesta a las demandas del movimiento feminista, otras formas de violencia contra las mujeres con enormes consecuencias sobre nuestras vidas cotidianas pero que habían permanecido naturalizadas -como la violencia obstétrica, la violencia en los espacios educativos, la violencia en la vía pública o la violencia laboral- han entrado en la agenda pública.  Sin embargo, las respuestas estatales siguen siendo frágiles, insuficientes, desarticuladas, y centradas en la atención y no en la prevención. Además, a pesar de la sanción del Plan Nacional de Acción en 2017, los recursos asignados para prevenir y erradicar las violencias contra las mujeres siguen siendo escasos. En el presupuesto aprobado para 2019 el INAM representa un 0,00005% del presupuesto total 

En 2017 se aprobó la ley que garantiza el 50% de las bancas del Congreso para las mujeres, pero nuestra presencia sigue siendo escasa en los espacios de representación. Además, necesitamos paridad en todos los ámbitos de la vida social, política y económica, en particular en los espacios laborales y de representación sindical. Por otro lado, es fundamental que se garantice no sólo el acceso a estos espacios, sino también el efectivo ejercicio de nuestros derechos políticos. En Argentina 8 de cada 10 políticas sufrió alguna situación de violencia de género a lo largo de su carrera. Es por ello, que para lograr la paridad es necesario trabajar para erradicar la violencia política contra las mujeres.

Más de 400 mil mujeres por año abortan en la clandestinidad, mientras que las barreras institucionales y burocráticas del sistema de salud (muchas veces cargadas de prejuicios) restringen aún los abortos legales que ya contempla la legislación. Después del año de la marea verde y de un debate histórico sobre el tema en el Congreso, pedimos que se apruebe el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentará en marzo por octava vez. Queremos #AbortoLegalYa.

El 15% de los nacimientos en Argentina son de chicas adolescentes. Unos 3.000 nacimientos al año corresponden a menores de 15 años. Cuanto menor es la edad de la madre, más probable es la existencia de abuso sexual y mayores los riesgos de salud asociados. Es por ello que reclamamos por la plena aplicación de la ley de Educación Sexual Integral y también la pronta asignación de una persona capacitada en perspectiva de género como Defensor/a de Niñas, Niños y Adolescentes

Las mujeres le dedicamos el doble de tiempo que los varones a las tareas de cuidado. En gran medida debido a las cargas del trabajo no remunerado de cuidado dentro de las familias, accedemos a empleos de menos horas y peor pagos, con un impacto importante en la salud y el bienestar de las mujeres.

Mientras que el desempleo promedio en Argentina es del 9,2%, para las mujeres es del 10,2 y llega al 20,1% cuando se trata de las jóvenes de hasta 29 años, según datos del INDEC. Las mujeres están más expuestas a la informalidad, el trabajo desprotegido y el trabajo de tiempo parcial.

Entre los impactos de las desigualdades en el mundo laboral, todavía la brecha salarial entre hombres y mujeres se mantiene alrededor del 27%.

Desde ELA adherimos al paro y a la movilización, porque queremos vivir en una sociedad más igualitaria en la que podamos ejercer nuestros derechos en plena libertad. Para eso trabajamos, por eso paramos.

(Foto: Ana Clara Nicola)

Volver