Subscribite a nuestro newslatter

Monitoreo de la paridad en las elecciones 2019: Río Negro y Neuquén
Río Negro y Neuquén son dos de las trece provincias que cuentan con leyes de paridad y que durante 2019 celebraron sus elecciones generales. Presentamos los resultados del monitoreo realizado por ELA en el marco de la iniciativa #OjoParitario, reafirmando la necesidad de implementar diferentes medidas para que la paridad en las listas se traduzca en paridad en la composición de las Cámaras.

(Buenos Aires, 3 de mayo de 2019) – El pasado 5 de abril se presentó #OjoParitario, un espacio transversal conformado por mujeres y varones de diversos partidos políticos e instituciones de la sociedad civil, que va a monitorear el cumplimiento de la Paridad de Género durante las elecciones de 2019.

A abril de 2019, 13 provincias cuentan con leyes de paridad en nuestro país. De ellas, dos celebraron elecciones generales, lo cual nos permite contar con los resultados definitivos: Río Negro y Neuquén. ¿Cuál ha sido el efecto de la aplicación de la paridad en cada una de estas provincias?

La paridad se encuentra vigente en Río Negro desde hace casi dos décadas –fue sancionada en 2002-. Durante el período 2017-2019, las mujeres tuvieron un porcentaje del 45,7%, es decir, 21 sobre 46 bancas. Sin embargo, las elecciones celebradas en abril de 2019 los resultados mostraron una disminución al pasar al 41,3% (19 bancas sobre 46). Entre los factores que explican esta variación en el acceso a la representación encontramos las características del sistema electoral –sistema mixto: 22 bancas se eligen por elección proporcional por distrito único provincial y 24 por circuitos de tres legisladores cada uno- y el escaso encabezamiento de las listas por parte de mujeres. En ese sentido, de las 7 listas presentadas para la representación por distrito único, hubo solo 2 encabezadas por mujeres (FIT y Movimiento al Socialismo). A su vez, de las 42 listas presentadas en la categoría distrital, solo 9 estuvieron encabezadas por mujeres -lo que representa un 21,4% del total.

En Neuquén, durante el período 2017-2019, las mujeres representaban el 31,4% de la legislatura provincial (ocupaban 11 de las 35 bancas). En las elecciones de marzo se aplicó por primera vez la paridad, sancionada en diciembre de 2016. A partir de ahora las mujeres representarán el 48,57% (17 de 35 bancas) de la Legislatura. ¿Cómo explicar la efectividad de la norma? En primer lugar, se explica por el sistema electoral neuquino, que elige a sus legisladores por distrito único, con una magnitud amplia (35 puestos en disputa). Además, a diferencia de Río Negro, en esta provincia se observó un mayor número de listas (el 30%) encabezadas por mujeres: de las trece las listas que se presentaron, cuatro estuvieron encabezadas por mujeres (MPN, Cambiemos, UC, FIT). Además, cabe destacar que las tres listas legislativas que obtuvieron más votos estaban encabezadas por mujeres (MPN, Cambiemos, UC).

Estos ejemplos ponen de manifiesto que las leyes de paridad son importantes y necesarias para garantizar la equidad en la oferta electoral. Sin embargo, cuando nos referimos a las posibilidades de acceso a la representación, confluyen otras variables como el sistema electoral, el nivel de fragmentación del sistema de partidos y el tipo de competencia (concentrado o disperso) desarrollado en cada distrito. Para que las mujeres alcancen la paridad real en las legislaturas es clave que los partidos políticos fortalezcan este compromiso con la igualdad llevando a más mujeres como cabezas de lista.

 


Volver