Subscribite a nuestro newslatter

Cuando hay violencia no debe haber despido
ELA presentó una nota al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social manifestando preocupación por la situación de una trabajadora a la que no renovaron el contrato luego de que utilizara una licencia por violencia de género.

(Buenos Aires, 23 de julio de 2019) – Paula Ferioli fue despedida del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía social (INAES), que se ubica en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, luego de utilizar una licencia por violencia de género. Desde ELA enviamos una nota dirigida al presidente del Instituto solicitando información sobre la situación de Ferioli y recordando las obligaciones del Estado nacional de garantizar la protección de las mujeres trabajadoras en situación de violencia doméstica.

Ferioli es abogada, tiene 35 años y dos niños. Según informó el diario Página12, “llevaba seis años trabajando en el INAES de manera precarizada, con contratos anuales, cuando en 2017 comenzó a sufrir violencia física y psicológica de parte de su pareja, de quien logró separarse y a quien a Justicia le impuso una medida perimetral”. En mayo pasado, Ferioli presentó la denuncia por violencia de género realizada ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y solicitó la licencia especial estipulada por el Convenio Colectivo de Trabajo para la Administración Pública Nacional vigente desde el 2018.

“Todas las mujeres en situación de violencia doméstica requieren el acompañamiento y asistencia del Estado para la protección de sus derechos, así como también acompañamiento de parte de las instituciones en las que están empleadas. El empleo es fundamental para sostener su autonomía económica, un elemento indispensable para superar situaciones de violencia doméstica. En el caso de Paula Ferioli, en el que el Estado es no solo el responsable del acompañamiento a través de políticas públicas y acceso a la justicia sino que también es su empleador, el cumplimiento con todas las obligaciones estatales es aún más relevante”, señala la nota firmada por Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA. La nota finaliza expresando la preocupación de la ONG “ante un posible caso de discriminación a una mujer trabajadora por encontrarse en una situación de violencia de género” y solicitando que la situación de Ferioli sea resuelta favorablemente a la brevedad.

Además ELA adhirió a un comunicado firmado por diferentes organizaciones sociales y feministas que también será presentado al INAES exigiendo la reincorporación de Ferioli.

 

A continuación se puede descargar la nota presentada por ELA en formato pdf:

Ampliar

Volver