Subscribite a nuestro newslatter

Los derechos de las mujeres, grandes ausentes de la campaña electoral 2019
ELA presenta un análisis sobre la presencia de la agenda feminista en las propuestas de las candidaturas en el marco de las elecciones de 2019.

(Buenos Aires, 25 de octubre de 2019) - Desde 2011 ELA realiza un ejercicio de monitoreo que busca determinar en qué medida se incorpora una mirada feminista en las propuestas de las diferentes candidaturas, considerando una multiplicidad de fuentes. Con este objetivo se diseñó el índice de candidaturas sensibles al género (ICG), una medida que permite visibilizar de manera sintética el grado de compromiso que tienen las fuerzas políticas respecto de las principales demandas de la agenda feminista.

El índice consta de 28 medidas agrupadas en 5 ejes que consideramos centrales para la igualdad de género: acceso a la justicia; paridad y participación política; violencias machistas; derechos sexuales y reproductivos; y autonomía económica, con un valor de 2 puntos cada eje. “En elecciones pasadas el índice se armaba de acuerdo a la presencia de propuestas concretas a favor de los derechos de las mujeres. Pero dado que a partir de las elecciones 2019 algunos candidatos le otorgaron un papel central en sus campañas a medidas contrarias a los derechos de las mujeres y disidencias, decidimos realizar una modificación en la metodología que permitiera reflejar esta avanzada anti-derechos en la calificación de las candidaturas”, explicó Lucia Martelotte, directora ejecutiva adjunta de ELA y coordinadora del monitoreo.

En el documento elaborado se presentan los resultados del índice para la campaña electoral 2019, analizando tanto las propuestas para las PASO como para las elecciones generales. En un primer apartado se explica en qué consiste el índice, cuáles son sus dimensiones y qué valores puede obtener; junto a los resultados de las diferentes fuerzas políticas que compiten por la presidencia de la Nación. En las siguientes secciones se ofrece un análisis detallado de las diferentes fuentes empleadas para el cálculo del índice: las plataformas electorales, los spots de campaña, las páginas web y redes sociales y los debates presidenciales. Finalmente, se sintetizan las principales conclusiones del monitoreo y se ofrecen algunas reflexiones.

Principales resultados

La primera conclusión a la que llega la investigación es que a pesar del fortalecimiento del movimiento feminista de los últimos años y las masivas movilizaciones bajo la consigna Ni Una Menos o el reclamo por el aborto legal, las demandas de la agenda feminista no ocupan un lugar central en la campaña electoral. Valores cercanos a cero implican la ausencia de demandas feministas en las fuerzas políticas, mientras que 10 implicaría que la fuerza política incluye las 28 medidas que conforman el índice.

Lo que se observa para las elecciones 2019 es que ninguna fuerza política supera los 5 puntos, lo cual indicaría que al menos el 50% de las medidas consideradas en el índice fueron incorporadas en las diferentes fuentes analizadas.

Si se analizan los resultados por fuerzas políticas, se observa que el Frente de Todos es la que obtuvo el valor más elevado, con un 4,6. En un segundo lugar se encuentra el Nuevo MAS, con un ICG de 4,2. Por otro lado, estas son las dos fuerzas políticas que presentaron medidas para todos los ejes monitoreados. Sin embargo, la diferencia más importante entre ambas radica en que mientras que en el caso del Nuevo MAS las propuestas vinculadas con la igualdad de género se encuentran presentes y visibles en una multiplicidad de fuentes, en el caso del Frente de Todos la mayor parte de las medidas se identificaron en la plataforma electoral, que es un canal con escasa difusión y visibilidad en el marco de la campaña electoral. En un segundo grupo encontramos al FIT, con 2,4 y a Juntos por el Cambio, con un ICG de 2 puntos. Aquí también es necesario realizar una aclaración, ya que mientras que en el FIT las propuestas se identificaron en las diferentes fuentes analizadas (caso similar al Nuevo MAS), en el caso de Juntos por el Cambio la mayor parte de las propuestas se encontraron en redes sociales y en la página web del partido. Además estas no estuvieron presentes desde el inicio del monitoreo, sino que fueron incorporadas en la recta final de la campaña.

Consenso 2030 es la fuerza política en la que la agenda de género estuvo prácticamente ausente. Sólo fue posible identificar una propuesta en el eje de paridad y participación política, y una mención poco concreta sobre la necesidad de una mirada de género en las políticas de desarrollo social en el marco del segundo debate presidencial.

Finalmente encontramos a Despertar, con un ICG de -0,2 y al Frente NOS, con un ICG de -0,4, indicando que se trata de fuerzas políticas contrarias a la ampliación de los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

En cuanto a los ejes que obtuvieron más propuestas, se encuentran violencias machistas, autonomía económica, y derechos sexuales y reproductivos, en los que fue posible identificar propuestas para 5 de las 7 fuerzas políticas analizadas. Sin embargo, una de las diferencias es que mientras para los ejes de violencias y autonomía económica, todas las propuestas estaban vinculadas con la ampliación de derechos, en el caso de los derechos sexuales y reproductivos, una de las fuerzas políticas (Frente Nos) centró su campaña en la oposición a la legalización del aborto y la generación de protocolos de atención. Por otro lado, cabe destacar que este tipo de propuestas de restricción de derechos se observaron tanto en la plataforma del partido como en los spots y en el debate presidencial.

En el caso de paridad y participación, se identificaron propuestas para 4 de las 7 fuerzas políticas. Mientras que tres de ellas (Frente de Todos, Consenso 2030 y Nuevo MAS) tienen propuesta a favor de la ampliación de derechos y la promoción de mujeres en espacios de decisión, en el caso de Despertar se posicionaron abiertamente en contra de fortalecer la institucionalidad de género a partir de la creación de un Ministerio de la Mujer y la igualdad.

Por último encontramos el eje de Acceso a la justicia, en el que sólo se identificaron propuestas para 3 fuerzas políticas, las dos con mayor apoyo en las urnas (Frente de Todos y Juntos por el Cambio) y el Nuevo MAS.

Con valores del ICG que varían entre un 4,6 del Frente de Todos (lo cual indica que esta fuerza política incorporó menos del 50% de las medidas incluidas en el índice) y un -0,4 del Frente NOS (valor que indica un predominio de propuestas contrarias a la ampliación de derechos), es posible afirmar que los derechos de las mujeres están lejos de constituir una prioridad en la agenda electoral argentina.

Teniendo en cuenta los valores del ICG, consideramos fundamental que los partidos y fuerzas políticas transversalicen y visibilicen las medidas vinculadas con igualdad de género en todos los ejes temáticos y en todos los canales disponibles. Sólo de este modo se logrará que las demandas del movimiento feminista -que se han convertido en una prioridad en la agenda pública y social- dejen de ocupar un lugar secundario en la agenda electoral.

Sobre este monitoreo
El monitoreo de las propuestas se realizó en base a las plataformas oficiales de los frentes electorales, los spots, los dos debates presidenciales y a las publicaciones en Facebook. Para la selección de las piezas audiovisuales, se tomó como criterio aquellas publicadas por los partidos en sus redes sociales (Twitter, Facebook, Youtube). Si bien en las redes sociales hay una multiplicidad de videos con formato de spot, se privilegiaron aquellos que tuvieran la leyenda de "Espacio cedido por la Dirección Nacional Electoral" o alguna referencia clara a la alianza electoral (acompañada de nombres de candidates o número de la lista), y se descartaron aquellos que eran un fragmento de un discurso.

Respecto al período del monitoreo de Facebook, se observaron las cuentas oficiales de los candidatos y las de los frentes electorales a nivel nacional, desde el 22 de junio hasta el 24 de octubre.

El trabajo se llevó a cabo por un equipo coordinado por Lucía Martelotte e integrado por Macarena Kunkel Fioramonti, Indu Pandey y Ximena Cardoso Ramírez.

 

A continuación el informe completo para descargar en formato pdf:

 

Ampliar

Volver