La familia del futuro presidente
Alberto Fernández ganó las elecciones y los medios de comunicación apuntaron con frivolidad a su pareja desde hace cinco años, Fabiola Yánez. Indagaciones sobre su pasado y la obvia comparación con Juliana Awada.

(Buenos Aires – 31 de octubre de 2019) – Alberto Fernández todavía no había sido electo como presidente de Argentina y su familia ya era objeto de notas en los medios de comunicación. Dos de las personas más cercanas a él, Fabiola Yánez, su actual pareja, y Estanislao Fernández, hijo de su primer matrimonio, fueron criticados, comparados y hasta estigmatizados en los meses de campaña política.

Yánez, licenciada en periodismo y actriz, convive con Fernández hace cinco años. Tras las PASO, cuando el candidato del Frente de Todos se perfilaba como ganador, los medios miraron a su pareja. No solo la compararon con Juliana Awada (esposa de Mauricio Macri) sino que además se preguntaban si, al no estar casados, ella podría ser primera dama.

A principios de octubre, Página/12 entrevistó a Yánez. Le preguntaron sobre su relación con Fernández (“Es un hombre exigente. Además de lo físico, ¿qué creés que lo enamoró de vos?”, le pregunta la periodista), su opinión sobre el gobierno de Macri y su posible rol de primera dama: “Todos tenemos una causa: para mí son los chicos. Yo no me veo en un cargo, no me veo detrás de un escritorio. Soy una persona de acción”. Yánez menciona que durante los últimos meses estuvo acompañando a Fernández, conociendo a la gente que se le acerca. En ese perfil, también menciona que viene de una familia con orígenes pobres y que se considera peronista.

Clarín también realizó un perfil sobre Yánez, en el que se centraron en su carrera y en especial a su denuncia pública contra Fabián Gianola: “Pero la aparición más comentada de Fabiola en los medios fue en 2018 cuando ella integró el elenco de Entretelones, con Fabián Gianola (56), a quien terminó denunciando frente a las cámaras por acoso”. El 28 de octubre, Clarín publicó una nota titulada Fabiola Yáñez, del teatro y el periodismo a ser la próxima Primera Dama, que se centra casi de forma exclusiva en el aspecto físico de la mujer: “labios carmesí, vestido entallado, jopo rubio artificial. Seductora en su justa medida, como quien pronosticó la mirada ajena, gesto que, no obstante, deja lugar al contraste, a cierta informalidad. Porque Fabiola Yañez es licenciada en Periodismo y tuvo roles protagónicos en obras del teatro comercial, mundillo que quizás le haya potenciado su belleza”.

Tras las elecciones del 27 de octubre, comenzaron las comparaciones con Juliana Awada, esposa de Mauricio Macri. Estas comparaciones estaban centradas en los aspectos físicos y los “looks” de ambas mujeres. El duelo de estilos entre Fabiola Yáñez y Juliana Awada, publicó Clarín el 29 de octubre en donde se hace eco de la portada de la revista Caras de esa semana: “la publicación marca muchas similitudes en los estilos de Fabiola y Yáñez. ‘Stilettos, faldas por encima de la rodilla, ausencia de accesorios y cabellos con ondulaciones son puentes estéticos entre ambas’, suma el artículo, además de contemplar que la mujer de Fernández continuará con el rol social que ejerció la pareja de Macri”.

Pero Yánez no fue la única persona cercana al próximo presidente que fue blanco de los medios de comunicación por su “look”. Desde hace ya varios meses que se sabe que Estanislao Fernández, hijo de Alberto, es un conocido drag queen y cosplayer que actúa bajo el nombre de Dyhzyx. A mitad de año Agencia NOVA publicó una nota titulada Conocé al hijo gay friendly de Alberto Fernández: ¿se come la galletita o rasguña el paquete? homof{obica y llena de "críticas" basadas en estereotipos.

Fernández salió en los medios en modo de apoyo a su hijo: “Es el mejor pibe que conocí en mi vida. ¿Cómo me va a joder que me pregunten por mi hijo, si yo siento orgullo por él?", dijo el entonces candidato en Radio con Vos. Tras las elecciones, Estanislao recibió varios ataques en las redes sociales, entre ellos por parte de Amalia Granata e incluso del diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil Jair Bolsonaro.

El diputado compartió un mensaje de Twitter en su cuenta en la cual otro usuario subió una foto de Fernández disfrazado y otra de Bolsonaro junto a varias de sus armas. “El hijo del presidente de Argentina / El hijo del presidente de Brasil”, decía el tweet que Bolsonaro compartió con el mensaje “Esto no es un meme”. La Nación publicó La respuesta de Estanislao Fernández al tuit del hijo de Jair Bolsonaro en la cual publican la respuesta: “Estanislao le respondió, en portugués, con la siguiente frase: ‘Hermanos brasileños, estamos en esta lucha juntos. Los amo’”.

La periodista Luciana Peker escribió el 31 de octubre una nota para el diario Infobae titulada La revolución de les hijes ya es un tema de Estado en la cual realiza un análisis no solo de Estanislao, sino del poder de les jóvenes que están revolucionando la política (como Ofelia Fernández en Argentina o Alexandria Ocasio-Cortez en estados Unidos) y en la cual menciona la diferencia entre los hijos de los presidentes: “En el caso de Alberto Fernández la revolución de su hijx (que se nombra en inclusivo porque quiere salirse de las formas clásicas de identificarse en masculino o femenino) es central, más allá de Estanislao porque muestra un antes y un después de la doble moral de la Argentina”, dice esta recomendable lectura.

Durante los días posteriores a la elección, Estanislao escribió en Twitter que a él lo atacaban “Amo, no puedo opinar de un funcionario público de la misma forma que funcionarios, candidatos, periodistas, etc, han opinado sobre mi QUE NO SOY NADA (ni candidato, ni funcionario, solo unx pibx que se monta)”.

Tanto él como Fabiola quedan a merced de los medios de comunicación y su discurso hegemónico y estereotipado (e incluso en algunos casos, machista y homofóbico) por su vínculo con un hombre de poder, el próximo presidente. 


Volver