El Ministerio feminista
El viernes 6 de diciembre el presidente Alberto Fernández confirmó los nombres de las y los nuevos ministros, dando a conocer la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad a cargo de Elizabeth Gómez Alcorta.

(Buenos Aires – 17 de diciembre de 2019) Nuevo gobierno y nuevo ministerio. Pocos días antes de asumir la presidencia, Alberto Fernández anunció los nombres de los nuevos ministros y ministras de su gestión. Entre ellos, confirmó un rumor que desde que habìa iniciado la campaña electoral estaba tomando más fuerza: la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, a cargo de la abogada Elizabeth Gómez Alcorta.

Esta es la primera vez que en Argentina existirá un ministerio de estas características, teniendo al Instituto Nacional de las Mujeres (antes Consejo Nacional de las Mujeres) como antecedente. La creación de este ministerio es una muestra de una política de estado por parte del nuevo gobierno y la noticia fue recibida con festejos por parte de los feminismos.

Los nombres de los y las nuevas ministras se dieron a conocer el 6 de diciembre y fueron publicados por los medios de comunicación al día siguiente. Tanto La Nación como Clarín sacaron una lista de quienes estarían acompañando al nuevo presidente. Clarín le dio un toque futbolero con su nota El equipo que Alberto saca a la cancha donde cada nombre era acompañada de una foto y una pequeña biografia. La Nación hizo algo similar en la nota titulada Uno por uno, quiénes son los ministros que acompañarán a Alberto Fernández.

En el caso de Clarín, la biografìa de Gómez Alcorta se redujo a una sola línea: “abogada de Milagros Sala, presa en Jujuy, es cercana a Horacio Verbitsky y al CELS”. La Nación, escribió un poco más, pero destacando algo bastante similar: “es la abogada de Milagro Sala en las diversas causas que tiene abiertas en Jujuy y sostiene que la líder de Tupac Amaru ‘está condenada por ser mujer’”. La Nación agregó: “Tildó a Muricio Macri de ‘cuasi fascista’ y aseguró que las investigaciones contra la dirigente son un ‘circo’”. Hay que destacar, que en el caso de este diario solo la mencionan como Gómez Alcorta, diciendo su nombre de pila solo poco después. Ambos medios escribieron mal el nombre del ministerio, algo esperable porque hasta el día del anuncio circulaban varias opciones.

Una semana después, la nueva ministra convocó a un grupo de periodistas feministas a su casa para realizar una entrevista grupal. Medios como Clarín (firmada por Maiana iglesias), Página 12 (firmada por Mariana Carbajal), Infobae (firmada por María Cecila Teledo), Télam (firmada por Silvina Molida) y LatFem (firmada por Florencia Alcaraz) publicaron sus respectivas entrevistas y notas. Lo más destacado fue cómo Gómez Alcorta fue convocada para este cargo y los ejes de trabajo del nuevo ministerio.

La nota publicada por Clarín, titulada Elizabeth Gómez Alcorta: ’La sensación que tienen las compañeras en la calle es que el ministerio es de todes’” dedica toda una seccióna los ejes de trabajo del nuevo ministerio y presenta la trayectoria de la ministra: “Gómez Alcorta es una abogada feminista, con un largo recorrido en derechos humanos. Se hizo conocida por defender a la dirigente social Milagro Sala, líder de la Organización Tupac Amarú. Nació en San Isidro, tiene 47 años y un hijo de 8”. Este medio, ya había sacado previamente un perfil de Gómez Alcorta destacándola como “la ministra feminista que milita y va a las marchas”.

Página 12, en la nota titulada Las pautas que guiarán la gestión de Elizabeth Gómez Alcorta subrayó su trabajo con respecto al aborto legal y destacó: “Gómez Alcorta no es peronista ni kirchnerista. A CFK la vio dos veces, en un evento social y en otro político, pero nunca llegó a conversar con ella, contó. ‘Es uno de los cuadros más grandes que ha dado la Argentina’, entendió. A Alberto Fernández también lo cruzó en dos oportunidades. El ofrecimiento para ocupar el cargo, dice, la tomó por sorpresa”.

Infobae publicó la nota titulada La nueva ‘ministra de las mujeres’ y un desafío central: ‘Hay que mostrar las desigualdades en las que vivimos redactó: “Durante la entrevista una de las palabras que más utiliza es “potencia”. Con un tono suave pero firme, la potencia forma parte de su modo de expresarse. Y, al parecer, busca que ese estilo fuerte y transformador se imprima también en su gestión”. La pieza también destacó (y enlazó) que además de este nuevo Ministerio, esa semana se había nombrado a Estela Díaz como ministra de las mujeres en la Provincia de Buenos Aires.

La nota de Télam, Violencia, igualdad, cuidados, diversidad y capacitación, los ejes del primer Ministerio de la Mujer, se centró en los puntos descriptos en el título desarrollándolos párrafo por párrafo a lo largo de la nota. También describió cómo sería la estructura del Ministerio: “La estructura está copuesta por una secretaría de Políticas contra la Violencia por Razones de Género que encabezará ­[Josefina] Kelly, otra de Políticas de Igualdad y Diversidad a cargo de [Cecilia] Merchán y una secretaría de Formación, Investigación y Políticas Culturales para la Igualdad que dirigirá [Diana] Broggi”.

Por último, la nota de LatFem, la más larga en extensión, titulada Eli Gómez Alcorta: ‘Este Ministerio es una conquista de la movilización en las calles se diferencia en ser la única que, además de los nombres de las representantes de las secretaría, también enlista a algunas de las mujeres que fueron convocadas para formar parte del nuevo Ministerio. La nota centra toda una porción a uno de los mayores interrogantes: qué sucederá con el INAM y la gente que allí trabaja. “La transición formal para la flamante Ministra comenzó el lunes 9 cuando se juntó con Fabiana Túñez después de mandarle un mensaje el sábado. Fue con su equipo y un listado de preguntas a las que la ex funcionaria de Cambiemos respondió. También les entregó informes de gestión”, se explicó.

La creación de este nuevo Ministerio es una muestra del compromiso con los derechos de las mujeres y la diversidad. Nombrar a una abogada, militante feminista en el cargo da esperanza de que los reclamos serán no solamente escuchados sino entendidos. Asi como también resulta una buena señal la entrevista colectiva con periodistas que trabajan tanto en medios tradicionales como digitales y alternativos, que en tanto feministas son parte del movimiento que el nuevo Ministerio pretende representar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Volver