Subscribite a nuestro newslatter


 Mujeres&cía - 20/04/2011

Mujeres líderes

Un Banco de Experiencias para visibilizar a las mujeres

 
"Identificar y visibilizar experiencias valiosas lideradas por mujeres en sus organizaciones sociales fue uno de los objetivos del proyecto", dijo Natalia Garabano, coordinadora de un novedoso Banco de Experiencias. Más allá de los partidos políticos, ¿qué crece a la sombra de la Presidenta Cristina Fernández y uno de los parlamentos más femeninos del mundo? Los ejemplo de Milagros Sala, Moira Rubio, Patricia Spoliansky y Marta Vitta.

En la investigación que acaba de publicarse, 87 mujeres líderes de organizaciones que bregan por los derechos a la vivienda, a la salud sexual y reproductiva, a la educación, a la no discriminación y a la no violencia, relatan sus experiencias.

Garabano, del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), explicó que "para legitimar la democracia y hacerla más robusta es necesario favorecer la participación política de las mujeres, pero en un sentido amplio, no solo partidario".

Tres componentes
En la investigación hay tres componentes. En primer lugar está la investigación "Mujeres participando en ámbitos locales. Banco de experiencias", que consistió estas entrevistas en profundidad a mujeres que lideran organizaciones sociales en seis ciudades de Argentina.

En paralelo acometió el estudio "Sexo y poder", sobre participación de mujeres en puestos de decisión en diversos ámbitos de la actividad pública, que, si bien no está publicado aún, arrojó resultados desalentadores. Las mujeres ocupan solo 15% de los 13.627 lugares de decisión en más de 4.000 instituciones, anticipó Garabano.

Un tercer eje del proyecto fue indagar en la trayectoria de los legisladores nacionales y provinciales para saber quiénes son. Cómo llegaron al cargo, con qué formación, qué temas proponen y cómo hacen para conciliar trabajo y familia.

Banco de experiencias
De los tres componentes, ELA presentó el Banco de Experiencias. "La participación de mujeres en el ámbito local debe consolidarse para que se fortalezca su liderazgo sobre bases sólidas y en contacto con sus bases sociales", apuntó Garabano. "Dar a conocer estas ‘formas de hacer’ puede inspirar acciones y estrategias en diversos contextos para dar a conocer condiciones, modos de enfrentar obstáculos, aprovechar oportunidades y trabajar en redes", abundó la coordinadora.

Milagros Sala
La Organización Barrial Tupac Amaru, de Jujuy, liderada por Milagros Sala, comenzó en plena crisis socioeconómica en 2001 a construir hornos de barro para hacer pan y comedores para la merienda de los niños.

Para 2003, esa entidad organizó cooperativas de vivienda y emprendimientos productivos y hoy cuenta con 4.500 soluciones habitacionales en Jujuy, además de unidades que ofrecen servicios de educación, salud y esparcimiento para poblaciones vulnerables.

"Ahora las mujeres trabajan en la construcción, en la metalurgia, en la fábrica de bloques", dice Sala al narrar su experiencia que creció a partir de la articulación con el Ministerio de Desarrollo Social y el de Infraestructura y Vivienda.

Moira Rubio
Otra de las experiencias recogidas por el Banco es la de Fundación PH15 para las Artes, liderada por Moira Rubio, que brinda cursos de fotografía para jóvenes en el barrio Ciudad Oculta, un asentamiento marginal de Buenos Aires.

"El objetivo no es que todos se conviertan en fotógrafos sino que la idea es mostrarles que pueden, que pueden ser reconocidos como artistas, como personas, y no ser discriminados", explicó la activista.

Patricia Spoliansky
Otro de los ejemplos relevados es el de la Federación de Entidades No Gubernamentales de Niños y Adolescentes de Mendoza. Allí, Patricia Spoliansky explica cómo lograron incidir para conseguir cambios: "Nos empezamos a juntar para tratar de impactar en el diseño de políticas públicas. Para ver cómo hacíamos para que el Estado nos escuchara. Conseguimos algunos proyectos de atención a la infancia y logramos que se incorpore la representación de las organizaciones sociales en el Consejo Provincial de la Niñez", relató Spoliansky.

Marta Vitta
Otra que cuenta su experiencia es Marta Vitta, presidenta de la Fundación Síntesis de Rosario, que comenzó trabajando en temas de mujer y luego en el desarrollo de programas de economía social.

"Yo trabajé mucho coordinando grupos de mujeres y siempre había un cuello de botella en lo económico. Por ejemplo, para una mujer golpeada, el primer trabajo es desnaturalizar la violencia. Pero después la economía es fundamental para modificar la situación. Había un montón de mujeres que no tenían como sobrevivir", comentó.

Fue entonces que su organización resolvió articular sus objetivos con una propuesta del Ministerio de Desarrollo Social de financiar un banco social para avanzar en planes de desarrollo de microempresas.

 
 

Volver