Subscribite a nuestro newslatter
 Diario Jornada. Política. 26/06/2011
Sexo y poder: la verdad sobre quién manda en Chubut y en la Argentina
 

Un informe revela que aún es bajo el nivel de participación de mujeres en puestos de decisión.

Por Carlos Baulde

Las mujeres han venido ganando espacios de poder en la Argentina. A punto tal que, no casualmente, una mujer gobierna hoy el país y, posiblemente, continúe otros cuatro años. Pero no todo es un lecho de rosas para las féminas. “La temprana sanción de la Ley de Cupo en 1991, que impuso a los partidos políticos un mínimo de 30% de mujeres en sus listas, ha posibilitado que las legisladoras pasaran de ser menos de un 5% en 1983 a casi un 40% en el Congreso Nacional en la actualidad. Sin embargo, el mayor número de mujeres en puestos legislativos o en el Poder Ejecutivo Nacional, no significa en sí mismo un compromiso por la igualdad entre mujeres y varones”, dice un informe del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), una ONG que midió recientemente la influencia de las mujeres en la política, la economía y las empresas, compendiado en el informe “Sexo y poder: quién manda en la Argentina”.

ELA relevó 13.627 puestos de máxima autoridad en 4.281 instituciones de orden nacional, provincial y municipal. A partir de los datos analizados, se construyó el Índice de Participación de las Mujeres (IPM) para la Argentina. El IPM es un valor que varía del 0 a 10. A medida que se acerca a 5 -punto de equidad de género-, “nos aproximamos a una sociedad más justa y equitativa entre mujeres y varones”, dicen en ELA.

Chubut no estuvo al margen de esta medición y Jornada accedió en exclusiva a esta información: de los 17 puestos relevados en el Poder Ejecutivo de Chubut (Gobernación más Gabinete de ministros), sólo uno es ocupado por una mujer, la ministro de Educación, Mirtha Romero. “Esto significa que las mujeres representan el 5,8% de los puestos de máxima autoridad en el Poder Ejecutivo de la provincia”, explica Natalia Garavano, una de las integrantes de ELA.

“En Chubut, el gobernador y el vicegobernador son varones. De los 15 ministerios que integran el Gabinete, sólo uno está en manos de una mujer (7%). Este porcentaje es la mitad del promedio registrado para el total de las provincias (14%)”, explican en ELA.

En la Legislatura de Chubut, el porcentaje de mujeres alcanza el 29,6% (las mujeres ocupan 8 de las 27 bancas disponibles), ubicándose apenas por encima del promedio para el total de las provincias.

Respecto del Concejo Deliberante de Rawson, las mujeres alcanzan el 40%, superando al promedio para el total de los Concejos Deliberantes relevados por ELA.

En tanto que en el Poder Judicial de Chubut, las mujeres constituyen el 62% del total del personal ocupado, pero no hay ninguna mujer entre los integrantes del Superior Tribunal de Justicia: sus seis integrantes son varones.

En el resto de la Patagonia, la situación no es muy distinta: enRío Negro, por ejemplo,sólo una mujer ocupa un puesto en el ámbito del Poder Ejecutivo, mientras que enNeuquénel número asciende a tres. Las mujeres son mayoría en el Poder Judicial en ambas provincias, aunque su presencia es menor en el Poder Legislativo. El estudio de ELA cuantifica las inequidades de oportunidades en la política, la economía y otros espacios como el sindical, científico y tecnológico, cultural, educativo, tercer sector y medios de comunicación.

En la Argentina, las mujeres están mejor representadas en el ámbito político, en donde su presencia en cargos de mayor responsabilidad y liderazgo asciende a 20%. De cada 10 puestos claves 2 son ocupados por mujeres y 8 por varones. En la economía, este índice desciende a sólo 4%. Claramente, las mujeres prácticamente no acceden a las primeras líneas ejecutivas del sector privado.

 
 

Volver