Subscribite a nuestro newslatter
Página 12, Las12 21/10/2011
Algunos hechos, pocas propuestas
La evaluación de las plataformas electorales según el seguimiento del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género.


“¿Qué proponen los partidos políticos en materia de derechos de las mujeres?”, se preguntó el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) que calculó el grado de compromiso de las fuerzas políticas con la igualdad de género. El índice –tomado en base a las plataformas electorales y no a los discursos ni a las políticas públicas o legislativas ya consumadas– mide si los partidos políticos incorporan los temas prioritarios que integran la agenda de las mujeres en cinco ejes temáticos: acceso a la justicia; salud sexual y reproductiva; participación política y presencia de las mujeres en lugares de decisión; violencia contra las mujeres; trabajo productivo/reproductivo y políticas de cuidado.
Esta metodología –que ELA acepta como apenas indicativa– corre algunos riesgos de ser manipulada políticamente, ya que las plataformas en la actualidad tienen poca llegada social y, por lo tanto, no se expresan en ese cuadernillo de propuestas (que casi ninguna votante tiene) la totalidad de los proyectos y acciones. Por eso, hay diferencias que no parten de concepciones de género sino de estrategias electorales.
Por ejemplo, según explican en ELA, algunas propuestas, como es el caso de la Coalición Cívica, Compromiso Federal y el Frente Amplio Progresista, presentan de manera detallada sus planes de gobierno. Mientras que otras listas reducen esta herramienta política (que es una de las tantas junto a las publicidades, los actos de campaña, los discursos y la militancia directa) a una mera declaración de principios que no supone directamente las posibles políticas en un potencial triunfo en los comicios.
En algunos casos a una mayor extensión de la plataforma se suman mayores propuestas de igualdad entre mujeres y varones. Aunque las diferencias no serían de propuestas sino de extensión de las plataformas. ELA sostiene que se produce un “bajo compromiso de todos los partidos políticos con la agenda de las mujeres y sus derechos”.
Y, a partir de este criterio de análisis, la Coalición Cívica obtiene el mayor puntaje, con un 75 por ciento de las medidas ofertadas al electorado consideradas como prioritarias en materia de derechos de las mujeres.
El Frente para la Victoria tiene una baja calificación. Aunque el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ya realizó, durante su gestión actual, distintas medidas –ver en nota central– que no se encuentran en la plataforma electoral porque representan acciones ya consumadas.
El Frente Amplio Progresista es el segundo partido mejor puntuado según esta lupa. Después le siguen el Partido Obrero, el radicalismo y Alberto Rodríguez Saá. Mientras que el ex presidente Eduardo Duhalde fue reprobado en sus políticas de género y, sin que esté en su plataforma, ya se declaró en contra de la legalización del aborto.
La lectura positiva que realiza ELA es que en la gran mayoría de las plataformas electorales hay propuestas destinadas a combatir la precariedad laboral e impulsar políticas de empleo a las mujeres de bajos ingresos o jefas de hogar y enfrentar la violencia y la trata de personas.
 

 
 

Volver