Subscribite a nuestro newslatter
Suplemento Las 12 - Página 12 - 15/07/2011
Ellos sobre ellas

El ganador de las elecciones del último domingo en la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, fue calificado con un 2 por un informe del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), que evaluó los proyectos de igualdad de género de los partidos políticos. Daniel Filmus, el candidato con el que se va a medir Macri en una segunda vuelta, le gana por dos puntos y tiene mayores iniciativas en el acceso femenino a la Justicia.

Por Luciana Peker  

El actual jefe de Gobierno y ganador de las elecciones del domingo –aunque tiene que competir en segunda vuelta con el Frente para la Victoria– Mauricio Macri se sacó un dos en el boletín de calificaciones de propuestas para la igualdad de género, según un informe del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) que surge de la información evaluada a partir de las plataformas electorales, las páginas webs, las redes sociales y las reuniones de la organización con legisladores/as y asesores de cada uno de los partidos.

ELA elaboró un índice para medir las propuestas programáticas de los candidatos/as a jefe/a de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires con los temas más destacados de la agenda de género. El objetivo fue visibilizar la posición de la clase política respecto de los temas vinculados con los derechos de las mujeres y con la idea de que las votantes conozcan las posiciones y las propuestas concretas de quienes aspiran a representarlas.

El ranking de género electoral midió el grado de compromiso de cada candidatura respecto de la agenda de las mujeres en acceso a la Justicia; salud sexual y reproductiva; participación política y presencia femenina en lugares de decisión; violencia de género y trabajo productivo y reproductivo.

En el boletín de calificaciones de propuestas para la igualdad de oportunidades ningún aspirante a gobernar la ciudad de Buenos Aires –con un porcentaje más alto de población femenina que masculina– se sacó un diez. Ni siquiera las fuerzas que ya se quedaron afuera de la Jefatura de Gobierno. Tampoco las más representativas aprobaron el examen de iniciativas para la igualdad de género.

Apenas por arriba del 5 se encontraba Proyecto Sur (Fernando “Pino” Solanas fue calificado con un 5, 5) que ya perdió sus chances de gobernar y Daniel Filmus –que tiene que volver a enfrentarse a las urnas con el PRO– logró un 4, una calificación dos puntos por arriba de su contrincante.

“Macri es el candidato que menor número de propuestas tiene en relación a los temas de género. Apenas 2 puntos en el ranking. Entre sus propuestas se enumeran: educación sexual, cuidados materno-infantil durante el embarazo y parto, políticas de apoyo para mujeres víctimas de violencia y también políticas de apoyo a la primera infancia (que proponen la construcción de jardines maternales). En este último caso, es la única propuesta explícita que hace el PRO en lo que ellos denominan ‘Compromiso con las mujeres’. De hecho es el único partido, paradójicamente, dado que es el partido de gobierno en la Ciudad, que no presentó su plataforma electoral, aun cuando es un requisito que exige la Justicia Electoral a la hora de presentar las candidaturas. Por eso, las otras propuestas (además de los jardines maternales) se desprenden de las entrevistas realizadas con el equipo técnico, aunque no aparecen publicadas en su página web ni en su propuesta programática”, explica Mariana Morelli, investigadora y responsable de comunicación de ELA.

Entre las promesas del macrismo –que apenas le alcanzan para rozar el 0– es interesante que utiliza la educación sexual, una ley que no sólo rige a nivel nacional sino que también fue sancionada por la Legislatura porteña en un consenso esgrimido por Marcos Peña –ex diputado, actual funcionario y parte del staff de baile del PRO del domingo 10 de julio– pero que no llega a los colegios y que no cuenta con presupuesto para su implementación. Ya que, según una denuncia de la diputada María José Lubertino, sólo se gastaron 1500 pesos de los 1.500.000 asignados para la capacitación y puesta en marcha del cuidado del cuerpo en todas las escuelas porteñas.

En cuanto a los jardines maternales, en realidad no es una propuesta del PRO sino una obligación pactada con el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires que sentenció –después de una denuncia judicial hacia el PRO– a María Eugenia Vidal (actual ministra de Desarrollo Social y posible vicejefa de Gobierno) a revertir la falta de 6000 jardines maternales y de infantes en la Ciudad en un compromiso judicial firmado por ella. Pero, además, los gremios docentes cuestionan que Vidal no crea jardines escolares sino que terceriza en fundaciones o instituciones de caridad el cuidado de niños/as pequeños de sectores vulnerables. El problema es que allí sólo los cuidan –a la vieja usanza de las guarderías– pero no aplican ningún rol pedagógico ni de estimulación como sí debería hacerlo cualquier jardín de nivel inicial dependiente del Estado porteño.

Por su parte, la otra lista que compite en la segunda vuelta, el Frente para la Victoria (FpV), dobla en puntaje al PRO, tiene una mejor plataforma electoral –y una nota superior al macrismo en dos puntos– especialmente en el acceso a la Justicia, aunque también con limitaciones. “En el caso de Daniel Filmus, del FpV, su posición es relativamente mejor que la de su contrincante del PRO. No obstante, son pocos los temas que incorporan en su plataforma electoral. El mayor número de propuestas corresponde a los ejes temáticos de Justicia, violencia contra las mujeres y trabajo –describe ELA–. Al compararlo con el resto de los partidos, el FpV es el que mayor cantidad de propuestas presenta en el ámbito de acceso a la Justicia.”

 

 
 

Volver