Subscribite a nuestro newslatter
 
Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres el 25 de noviembre y la Campaña de los 16 días de activismo, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) presenta datos inéditos sobre la violencia que afecta a la mujer en los distintos ámbitos de su vida.
 
  • La violencia en la pareja es la más extendida. El 60% de los casos de violencia que mujeres y varones aseguraron conocer a través de una encuesta en el área metropolitana de Buenos Aires, ocurrió en el seno de hogares donde los agresores eran parejas o ex parejas de las víctimas.
     
  • En 75% del total de casos señalados por los y las entrevistadas las mujeres son las víctimas y los varones los perpetradores. Los hechos de violencia ocurren principalmente en el ámbito familiar, pero también en el marco de las relaciones con personas conocidas en el trabajo y otros ámbitos.
     
  •  No hubo denuncias en 42% de los hechos de violencia porque las víctimas temían represalias o desamparo económico.
     
  • La mitad de las mujeres agredidas denunció el hecho, 34% lo hizo en comisarías y 29% en comisarías de la mujer. El porcentaje restante recurrió a servicios de justicia y salud, y organizaciones de la sociedad civil.


“Las comisarias están cerca de la mayoría de los hogares urbanos, todavía son el espacio más descentralizado con el que cuenta el Estado”, explicó la abogada Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA. Es más difícil el acceso de las mujeres a dependencias judiciales, únicamente la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia funciona 24 horas durante todo el año en la Ciudad de Buenos Aires. Pero sólo un 9% de las y los encuestados dijo conocerla.

  • El problema de la violencia persiste en más de 50% de los casos en que se realizó la denuncia correspondiente.

Este último índice confirma que la denuncia no pone fin a la situación de violencia, y que es necesario contar con políticas sociales, laborales y de salud para contribuir a dar una respuesta contundente a este problema.

Según ELA hay avances en el país, aunque dispares en las provincias. En cambio la escasez de estadísticas variadas y complementarias es común al gobierno nacional y las administraciones provinciales y municipales. La falta de datos sistematizados impide trazar un recorrido de los casos de violencia de género, es decir que no es posible evaluar las respuestas que brindan las políticas públicas, el sistema de salud y las instituciones de la justicia.

“Lo que no se contabiliza no se nombra, y sobre aquello que no se nombra, no se actúa”, señala Gheradi. Inspiradas en esta preocupación fue que ELA encargó a la consultora de opinión pública MBC MORI el estudio que indaga sobre la prevalencia de la violencia interpersonal en el área metropolitana de Buenos Aires. La organización insta a las autoridades nacionales y provinciales a replicar el esfuerzo y avanzar en la producción de encuestas nacionales que permitan conocer la dimensión real del problema. Con este objetivo ya se han implementado en países de la región como Bolivia, Chile, México, Paraguay y Perú.


Más información(dimensiones y tipos de violencias, políticas públicas, servicios, femicidio, etc).
Equipo Latinoamericano de Justicia y Género
http://www.ela.org.ar
Alejandra Waigandt
15-6781-4971
 

 
 

Volver