Subscribite a nuestro newslatter


Página 12. Sociedad. 25/11/2011

Seis de cada diez casos de violencia de género ocurren en el seno de la casa

El hogar que termina siendo infierno

 
Una encuesta muestra que en el 42 por ciento de los hechos de violencia las víctimas no hacen la denuncia por temor. Hoy se conmemora el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer. Habrá una serie de actos en todo el país.

Por Mariana Carbajal

Cuando una mujer sufre violencia machista lo más frecuente es que provenga de su pareja. El dato surge de una encuesta realizada en el área metropolitana y fue presentado por el Equipo de Justicia y Género (ELA), en el marco del Día de la No Violencia contra las Mujeres, que se conmemora hoy en el mundo. "La violencia en la pareja es la más extendida. El 60 por ciento de los casos de violencia que mujeres y varones aseguraron conocer a través del relevamiento ocurrió en el seno de hogares donde los agresores eran parejas o ex parejas de las víctimas", precisó la abogada Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA. El estudio encontró que "el problema de la violencia persiste en más de 50 por ciento de los casos en que se realizó la denuncia correspondiente". A lo largo de la jornada están previstas múltiples actividades en distintas ciudades del país para concientizar y sensibilizar a la población sobre este problema social, que en los primeros 10 meses del año desembocó en al menos 230 asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres. El Obelisco será epicentro de convocatorias de distintas ONG. A las 10.30, diversas personalidades públicas, entre ellas el juez federal Carlos Rozanski, estarán presentes vestidas de negro en señal de luto por las cifras de femicidios. A las 13.30, las víctimas fatales de la violencia de género serán recordadas con telas rojas que se desenrollarán hacia los cuatro puntos cardinales (ver aparte).

Rozanski adelantó a Página/12 que irá acompañado por el juez Sergio Torres, que como él lleva adelante juicios emblemáticos por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, entre ellos los abusos sexuales y la violencia de género cometida contra las detenidas-desaparecidas en los centros clandestinos de detención.

La encuesta de ELA fue realizada por la consultora MBC MORI, entre julio y agosto, entre 750 personas, entre varones y mujeres de la ciudad de Buenos Aires y el área Metropolitana. Les preguntaron: "¿Conoce usted en forma personal a alguna persona que haya sufrido algún tipo de violencia en el último año?". El 19 por ciento, es decir, casi uno de cada cinco, respondió afirmativamente. Luego le preguntaron a qué tipo de violencia se refería: el 71 por ciento dijo "violencia intrafamiliar", 19 por ciento, "en el ámbito social" y 11 por ciento, en el "ámbito laboral". A continuación pidieron que especificara cuál de un listado de situaciones reflejaba mejor el caso de violencia familiar al que se referían. Seis de cada 10 señalaron "la violencia en la pareja". "En 75 por ciento del total de casos señalados por los y las entrevistadas las mujeres son las víctimas y los varones los perpetradores. Los hechos de violencia ocurren principalmente en el ámbito familiar, pero también en el marco de las relaciones con personas conocidas en el trabajo y otros ámbitos", indicó Gherardi. Entre los que contestaron que conocían a una persona víctima de violencia familiar, el porcentaje se eleva al 79 por ciento entre los que marcan al que el perpetrador es varón y la víctima mujer; y apenas el 4 por ciento dijo que la agresora era una mujer y el maltratado un varón.

El relevamiento encontró que:

  • No hubo denuncias en el 42 por ciento de los hechos de violencia porque las víctimas temían represalias o desamparo económico, según indicaron los encuestados.
     
  • La mitad de las mujeres agredidas denunció el hecho, 34 por ciento lo hizo en comisarías y 29 por ciento en comisarías de la mujer. El porcentaje restante recurrió a servicios de justicia y salud y organizaciones de la sociedad civil.

"Las comisarías están cerca de la mayoría de los hogares urbanos, todavía son el espacio más descentralizado con el que cuenta el Estado", explicó Gherardi, directora ejecutiva de ELA. "Es más difícil el acceso de las mujeres a dependencias judiciales, únicamente la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia funciona 24 horas durante todo el año en la Ciudad de Buenos Aires. Pero sólo un 9 por ciento de las y los encuestados dijo conocerla", agregó. El estudio encontró que el problema de la violencia persiste en más de 50 por ciento de los casos en que se realizó la denuncia correspondiente. "Este dato confirma que la denuncia no pone fin a la situación de violencia, y que es necesario contar con políticas sociales, laborales y de salud para contribuir a dar una respuesta contundente a este problema", advirtió la directora ejecutiva de ELA.

Para la ONG especializada, hay avances en el país, aunque dispares en las provincias. "En cambio, la escasez de estadísticas variadas y complementarias es común al gobierno nacional y las administraciones provinciales y municipales. La falta de datos sistematizados impide trazar un recorrido de los casos de violencia de género, es decir que no es posible evaluar las respuestas que brindan las políticas públicas, el sistema de salud y las instituciones de la justicia", cuestionó.

El 25 de noviembre fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981. Se recuerda el crimen de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Sus cadáveres destrozados aparecieron en el fondo de un precipicio. En el año 1999, la ONU dio carácter oficial a esta fecha.
 

 
 

Volver