Subscribite a nuestro newslatter


La Mañana (Neuquén). Regionales. 09/01/2012 
“Detrás del número”
 
Según un estudio presentado recientemente por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la evolución del sistema de cuotas instaurado en 1991, que fijó en un mínimo de 30% de candidatas mujeres en las listas de partidos políticos para cargos electivos, presenta signos positivos que pueden medirse. El más significativo es que el Poder Legislativo es el ámbito con mayor participación de mujeres, con el 38% en 2010, y relega al Ejecutivo (21,1%) y a la Justicia (15%). Sin embargo, los porcentajes no reflejan cambios en las estructuras de poder del Congreso ni en las de las legislaturas provinciales o municipales, en donde los hombres, como en Neuquén, siguen controlando la agenda de debate y decisiones.

La ONG tomó esos -y otros- números y elaboró a fines de 2011 el informe “Detrás del Número”, un estudio sobre las trayectorias políticas de mujeres y varones en los Poderes Legislativos del país.

El primer dato objetivo es que entre 2008 y 2010 la participación de las mujeres en las legislaturas se mantuvo el 28%. En este punto, el informe indica que, a pesar de la norma de la vigencia de la ley de cupos, se ha dificultado sostener sus logros.

Responsabilidades familiares
El informe sostiene que las mujeres tienen más exigencias que los hombres en la vida familiar. Según un relevamiento sobre legisladores provinciales del país, el 21,2% de las mujeres que llegan a una banca son solteras y el 21,7%, divorciadas. En los hombres, sólo el 7,5% es soltero y el 18,7%, divorciado. El 50,9% de las legisladoras está casada o convive, mientras que entre los legisladores, la cifra trepa al 72,5%.

En general, las mujeres que llegan a una banca tienen más credenciales educativas que sus pares varones. La tendencia se profundiza en estudios superiores y de posgrado. Esta tendencia refuta un argumento frecuente: que las dificultades para acceder a posiciones jerárquicas se basa en supuestos niveles de formación inferiores.

El trabajo del ELA destaca también que “existe una ausencia sistemática de mujeres en las presidencias de los bloques mayoritarios”, que ubica en un 33% la cantidad de mujeres al mando de comisiones de trabajo en el Congreso y en un 20% en las legislaturas. Pero, ¿en qué comisiones participan las mujeres? Éstas predominan en las de “reproducción”, que son las que se ocupan de temas que abarcan desde políticas sociales, niñez, familia, educación, cultura, vivienda y medio ambiente hasta asistencia social y políticas de consumidores. Los hombres se concentran en las categorías de “producción” (economía, presupuesto, obra pública, industria y comercio) y “preservación del sistema” (administración del Estado y del gobierno).

 

Notas relacionadas

 

 
 

Volver