Subscribite a nuestro newslatter

COMUNICADO DE PRENSA 

 

¿Quién cuida de niños y niñas? 
 

De eso no se habla: el cuidado en la agenda pública. Estudio de opinión sobre la organización del cuidado
 

“De eso no se habla: el cuidado en la agenda pública” es la nueva publicación del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), donde un estudio de opinión inédito abre el debate sobre un tema poco frecuentado: la desigualdad de género en la provisión de cuidado, un tema que involucra a la familia, el mercado, el Estado y la sociedad, y que impacta negativamente en el ejercicio de la autonomía e independencia de las mujeres.

En esta publicación, la directora ejecutiva de ELA Natalia Gherardi y las investigadoras del CONICET y socias de ELA Laura Pautassi y Carla Zibecchi cuestionan la idea generalizada y errónea de que las mujeres están mejor dotadas para llevar adelante las tareas de cuidado. Sostienen además que las estrategias para asegurar el cuidado y atención de hijos e hijas y personas ancianas o enfermas se vinculan con la economía, la pobreza, la intimidad de las personas, las relaciones entre varones y mujeres y las políticas públicas.

El estudio de opinión realizado por MBC Mori Consultores permite visibilizar el impacto que la desatención pública de la problemática del cuidado tiene en las vidas de las personas. La encuesta abarcó a varones y mujeres del Área Metropolitana de Buenos Aires y algunos de los hallazgos más sugerentes son:

• Cuando los niños y niñas están en el hogar, en el 76% de los casos son las madres las responsables del cuidado. En 50% de los casos cuidan a sus hijos e hijas de manera exclusiva.

• La red familiar (abuelo, abuela, hermano, hermana, tío, tía) es la principal estrategia de cuidado de las familias con hijos e hijas pequeñas. En estas redes las mujeres desempeñan un rol patagónico.

• La contratación de una persona para efectuar tareas de cuidado (esta misma persona suele encargarse de la limpieza) ocurre sólo en 5% de los casos, siendo el servicio doméstico remunerado habitual en los hogares de sectores medios y altos.

• La estrategia de cuidado se sostienen también en el sistema educativo: en el 87% de los hogares, los niños y niñas menores de 13 años están escolarizados. Este porcentaje desciende a 31% en los hogares con niños menores de 3 años.

• En relación con las licencias al momento de nacer los hijos, solo 2 de cada 10 entrevistadas mujeres pidió extender la licencia por maternidad en 3 o 6 meses adicionales. El 68% de las mujeres que lo hicieron tienen estudios superiores.

• Sólo un 28% de los entrevistados varones extendió su licencia por paternidad en calidad de días sin goce de sueldo o como un anticipo de vacaciones. El 56% de los padres consultados considera insuficiente el tiempo de licencia que disponen por ley (dos días). Un 19% de varones desconoce el número de días que le corresponden de licencia por el nacimiento de sus hijos e hijas (progenitores con menor nivel educativo).

Los índices muestran que el trabajo de cuidar se lleva adelante principalmente en el ámbito de la familia, es asumido por las mujeres debido a la naturalización de su rol de cuidadoras y no logra establecerse como un tema de la agenda pública, como sucedió durante años con la violencia de género o los derechos sexuales y reproductivos, temas que permanecían en el ámbito de lo personal y lo privado.

La ausencia de estadísticas e información sobre este tema mantiene esa invisibilización. Además, hay normas y políticas que refuerzan el traslado de costos y responsabilidades de cuidado a las familias, y son las mujeres las que se hacen cargo renunciando a tiempos de ocio y descanso.

ELA advierte sobre la urgencia de incluir este debate en la agenda pública, ya que varias investigaciones señalan que en los próximos años el envejecimiento de la población va a incrementar las necesidades de cuidado de adultos mayores, mientras que seguirá prolongándose el proceso para la independencia de los hijos e hijas. Estas hipótesis significan una mayor carga global del cuidado para las mujeres.

La organización sugiere asimismo avanzar en la producción de información específica sobre la forma en la cual se resuelve las necesidades de cuidado en la primera infancia y los adultos mayores, y generar más y mejor infraestructura y servicios de cuidado. Finalmente, insta a dar mayor difusión a las modalidades bajo las cuales se regula el cuidado en la Argentina y la necesidad de una modificación para que exista una participación más igualitaria de ambos progenitores en la crianza de sus hijos.


Para la gestión de entrevistas con Natalia Gheradi, Laura Pautassi y Carla Zibecchi
Alejandra Waigandt
15-6781-4971
Equipo Latinoamericano de Justicia y Género
http://www.ela.org.ar


 
 

Volver