Subscribite a nuestro newslatter


Contracultural. 07/03/2012 
Dar en el blanco
 

Poner la mira en los derechos de las mujeres: ése es el objetivo del informe anual de los Observatorios de Sentencias Judiciales y de Medios 2010 publicado recientemente por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) en el libro Los derechos de las mujeres en la mira. Los artículos que lo conforman presentan las principales decisiones judiciales del año 2010, y su repercusión en los medios de comunicación, sobre cuatro temas que la ONG considera fundamentales en una agenda de derechos humanos: la violencia contra las mujeres, el aborto, la participación política de las mujeres y el ejercicio de las sexualidades y la construcción de familias diversas.

Por Paula Rey

Violencia de género: la agresión naturalizada

Los primeros artículos de Los derechos de las mujeres en la mira analizan las diferentes manifestaciones de la violencia de género, un tema que gracias al trabajo del movimiento de mujeres ha ido cobrando visibilidad. La violencia tiene lugar en los medios de comunicación, de acuerdo a los hallazgos del Observatorio de Medios presentados en el artículo de Mariana Morelli y Paula Rey –investigadoras de ELA- donde también se presenta un análisis cualitativo de los temas que marcaron la agenda mediática durante 2010, como el femicidio de Wanda Taddei.

La abogada Analía Monferrer, de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación, analiza el tratamiento que reciben estos casos basándose en sentencias recientes. Por su parte, Marcelo Pereyra -Licenciado en Comunicación y Magíster en Periodismo por la UBA- explora algunas estrategias explicativas en los discursos periodísticos respecto de los femicidios a partir del análisis de algunos asesinatos de mujeres ocurridos durante 2010. Resulta interesante observar las similitudes entre el discurso mediático y el jurídico. Así, por ejemplo, se confirma que la revictimización de la víctima suele producirse de diferentes maneras, especialmente al momento de explicar el hecho violento. De acuerdo a lo narrado por los autores, víctimas y agresores suelen ser juzgados aplicando un doble estándar de valoración así como también es habitual encontrar una distinción entre víctimas culpables e inocentes, característica que suele establecerse a partir de una mirada más bien moralista, pero por sobre todo, machista. Para Pereyra, estas explicaciones desacertadas, que naturalizan la violencia ejercida por los varones, son las responsables de que el tema no logre la necesaria atención de la sociedad ni una correcta valoración por parte de funcionarios políticos, legisladores y jueces.

Derechos sexuales y reproductivos

Las dificultades que aparecen al momento de llevarse a cabo abortos no punibles contemplados en el Código Penal argentino es otro tema clave para el movimiento de mujeres. La periodista Mariana Carbajal, analiza el impacto que la cobertura periodística puede tener en la evolución de un proceso judicial a partir del análisis de un caso ocurrido en Chubut en el que, por primera vez, un tribunal superior de justicia provincial avaló la interpretación del artículo 86 del Código Penal que indica que en ningún caso de violación sexual el aborto es punible. Para Carbajal la difusión en los medios contribuyó a generar pronunciamientos oficiales de organismos del Gobierno hasta entonces ausentes en las discusiones públicas sobre el acceso al aborto no punible.

Otro tema de gran actualidad en nuestro país, en especial a partir de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, es el de las familias diversas y el respeto por los derechos de sus manifestaciones. La abogada Sabrina Cartabia aborda este tema a partir de un caso ocurrido en la provincia de Córdoba. En una familia compuesta por un niño, sus progenitores y por la ex pareja mujer de la madre biológica, la actora reclama la regulación del derecho de visitas, ya que la madre y el padre biológicos del niño se niegan a que el vínculo continúe. En el análisis de la argumentación se verifica la ausencia de la mención de la Convención de Belém do Pará y de la Convención CEDAW, cuyo uso la autora considera prioritario difundir en el ámbito judicial para lograr el total cumplimiento de los derechos humanos por parte del Estado argentino.

Participación política

En nuestro país, la ley de cupo permitió a partir de su sanción (en 1991) garantizar la presencia femenina en el Poder Legislativo, pero su implementación no es igual en todas las provincias. El artículo de la periodista María Inés Zigarán y la abogada Alicia Chalabe describe el proceso de incidencia política y jurídica que llevó adelante el movimiento de mujeres de Jujuy para lograr que se apruebe una ley de cupo femenino para cargos electivos y partidarios.

Natalia Gherardi, directora de ELA, explica en la introducción que los artículos reunidos recorren algunos de los derechos cuyo ejercicio efectivo está lejos de ser una realidad para sectores importante de la población. Gherardi sostiene que, entonces, resulta evidente el rol fundamental del Poder Judicial y se pregunta cómo se sitúa la ciudadanía en relación con la justicia. En el artículo que cierra la publicación, Sergio Berensztein –Doctor en Ciencia Política, presidente y socio fundador de Poliarquía Consultores- responde a este interrogante a partir de un análisis de las ideas y valoraciones que la ciudadanía construye con respecto al sistema judicial. En un contexto marcado por el desprestigio institucional, ciertos indicadores elaborados en estudios comparados permiten analizar las percepciones de la ciudadanía sobre la justicia en relación con la calidad institucional y la competitividad del sistema.

Los derechos de las mujeres en la mira contribuye al debate acerca del lugar que los temas de la agenda feminista ocupan en la Justicia y en los medios, teniendo en cuenta el efecto que ambos discursos tienen en la sociedad. En este sentido, monitorear las sentencias y las noticias resulta de suma utilidad a la hora de conocer qué sucede con los derechos de las mujeres en nuestro país y sobre qué puntos se debe trabajar para lograr que los mismos se respeten.
 

 
 

Volver