“Nos quieren sacar de la vida política”: Violencia y acoso por razones de género en la política
ELA estrena nueva sección en su sitio Mujeres en el Poder donde mostramos los impactos de la violencia política por razones de género en mujeres, trans y travestis.

(Buenos Aires – 18 de octubre de 2021) – A medida que las mujeres, trans y travestis ocupan más espacios en las distintas esferas del ámbito político, presidencias en los parlamentos, las cortes y las empresas públicas, también han aumentado las múltiples manifestaciones de discriminación y violencia. Se busca callar y limitar su protagonismo político y el cambio fundamental que representan para la distribución y el ejercicio del poder.

Desde ELA no solo es nuestro interés visibilizar la presencia de las mujeres en puestos de poder en Argentina y concientizar sobre la escasa participación política y social de las mujeres, travestis y trans, sino también alertar sobre los obstáculos a los que se enfrentan durante la carrera política. Es por eso que desde nuestro sitio Mujeres en el poder estrenamos una nueva sección destinada a mostrar los impactos de la violencia política por razones de género. 

¿De qué hablamos cuando hablamos de violencia política? 

La violencia política por razones de género se manifiesta de múltiples formas como intimidaciones, hostigamientos, descrédito, amenazas o acoso. Atenta contra las normativas vigentes en materia de representación política de las mujeres. Según un estudio realizado por ELA en el 2018, 8 de cada 10 políticas afirmó haber sufrido violencia. Para las personas travestis y trans, los obstáculos a los que se enfrentan tienen más que ver con la exclusión sistemática que viven en todos los ámbitos de la sociedad.

En esta nueva pestaña de nuestra plataforma visibilizamos por un lado cuáles son los efectos e impactos de la violencia por razones de género en la política contados en primera persona por políticas y, por otro lado, los obstáculos que enfrentan muchas candidatas en su carrera política que presentan especificidades dadas por su condición de género. En la sección Testimonios escuchamos las voces de cuatro políticas, Ofelia Fernández, Victoria Donda, Paula Arraigada y Silvia Lospennato contando el impacto de la violencia y como, no solo las afecta a ellas sino que se convierte en un mensaje ejemplificador para toda la sociedad que busca imponer que  la política no es espacio para mujeres, trans y travestis.

“La idea fue recuperar los relatos en primera persona de lo que significa ser mujer, trans, travesti y llevar adelante una carrera política con la exposición que eso genera, y cómo en la dinámica del juego político muchas situaciones, más que juego político, se transforman en formas de acoso y violencia política por razones de género. Estos relatos son un ejemplo de lo que le sucede a la amplia mayoría de mujeres, trans y travestis que se dedican a la política y que no tiene que ver con una ideología ni un partido político en particular”, explica Ximena Cardoso Ramirez, integrante del área de políticas de ELA. 


Por otro lado, en la sección Carreras, nos preguntamos: ¿los procesos electorales son iguales para todos y todas? Para muchas mujeres las campañas electorales están atravesadas por sistemáticas manifestaciones de violencia y acoso por razones de género y por eso utilizamos la metáfora de una carrera: para ilustrar como para muchas mujeres la trayectoria política es una carrera llena de obstáculos..  
Al ingresar se pueden ver cronológicamente algunos de los hechos sucedidos en redes sociales y medios de comunicación que configuran acoso y violencia política por razones de género durante las elecciones legislativas del 2021. Esta sección incluye historias de candidatas de las provincias de Jujuy, San Luis y La Rioja como también de candidatas a nivel nacional.

¿Porqué es importante visibilizar la violencia política por razones de género?

Desde ELA queremos mostrar que el acoso y la violencia por razones de género en la política no se da solamente en el momento de las elecciones sino que se extienden durante los distintos  momentos de las trayectorias políticas (durante la militancia y ocupando cargos legislativos y ejecutivos) y tiene efectos concretos en el bienestar físico, psicológico y emocional de las mujeres que deciden participar en estos espacios.

Delfina Schenone Sienra, responsable del área de políticas de ELA explica: “Para las mujeres, travestis y trans dedicarse a la política tiene costos muy altos. El acoso y la violencia por razones de género lo viven en los distintos momentos de su trayectoria, en todo tipo de ámbitos y tanto por sus propios compañeros como por gente fuera del partido. En las distintas investigaciones y monitoreos que venimos haciendo desde ELA vemos el enorme impacto que esto tiene en la salud y calidad de vida de las políticas. En Rosario, por ejemplo, 8 de cada 10 concejalas mencionó que la violencia que reciben les afectó su bienestar psicológico y emocional. La violencia no es gratuita y debemos evitar que se naturalice como parte de un supuesto juego político. Lo que está en juego realmente son nuestros derechos políticos y la calidad de nuestra democracia”.

La ausencia de mujeres, travestis y trans en la vida política limita el ejercicio pleno de la democracia para quienes conforman más del 50% de la población, restringiendo la pluralidad de voces en el debate público y reproduciendo exclusiones históricas. Es fundamental que la pluralidad de voces esté presente en los debates públicos. Una participación heterogénea  mejora las posibilidades de construir posiciones políticas con mejores diálogos y contribuye a transformar las relaciones de poder que mantienen en situación de vulnerabilidad a distintos grupos sociales.

Es necesario desarrollar mecanismos y poner en práctica estrategias más eficaces para abordar las distintas manifestaciones y expresiones de las violencias: nos parecen clave avanzar en la definición de espacios institucionales dentro de los partidos políticos para intervenir en las situaciones que se presenten, impulsar campañas de sensibilización y procesos de formación en igualdad y prevención de las violencias, crear y fortalecer redes de cooperación, sostén y acompañamiento de carácter plural y transpartidario con propuestas que cumplen un rol fundamental en la posibilidad de seguir avanzando en la transformación de las condiciones estructurales que todavía permiten y sostienen estas violencias.  


Volver